Medicamentos Comunes para La Ansiedad

      No hay comentarios en Medicamentos Comunes para La Ansiedad

La ansiedad es un estado propio del ser humano que ayuda a que este alerta ante un suceso, esto es bueno siempre y cuando la ansiedad sea moderada, ya que ayuda a la concentración del ser humano, el único inconveniente es cuando la ansiedad accede su grado, la persona comienza a tener miedo y exagerar cualquier situación hasta el punto que siempre piense que está en peligro o indefenso, esto por lo general conlleva a un trastorno psicológico, existen muchos formas de liberarse de esta inquietud, en este artículo conocerás los medicamentos comunes para la ansiedad.medicamentos para la ansiedad

Los fármacos, estos son la vía más rápida para calmar la ansiedad generalizada, pero se debe tener mucho cuidado con su consumo, por lo que deben ser suministrado por especialistas, ya que podrían crear dependencia, cuando vaya a ser retirado el medicamento no se debe cortar su consumo de forma brusca, hay que ir bajando la dosis escalonadamente. La mayoría de estos fármacos causan efectos secundarios, pero existe una gran gama de medicamentos para la ansiedad que pudiera no afectar en el futuro.

Según la gravedad de la ansiedad se suele suministrar uno u otro fármaco, los medicamentos más comunes para la ansiedad son:

  • Benzodiacepinas: este medicamento actúa inmediatamente en la ansiedad, pero su consumo a largo plazo puede crear dependencia, su dosis debe ser reducidas escalonadamente hasta eliminarse por completo, para reducir los riesgos de que los efectos secundarios actúen en nuestro organismo.

  • Buspirona: Es un fármaco que no posee efecto secundario alguno, ni física, ni psicológico, el único inconveniente es que comienza a actuar a partir de las 2 semana o más.

Los medicamentos para la ansiedad te pueden sacar de este estado inmediatamente, pero de ti dependerá tu estabilidad, así que ten fuerza de voluntad, realiza actividad fisica abundante, buena alimentación y practica actividades que te mantengan calmado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *