Remedios Caseros Para La Ansiedad

      No hay comentarios en Remedios Caseros Para La Ansiedad

Síntomas de angustia, inquietud y desespero que se llegan a sentir en reiteradas ocasiones son los principales efectos que provoca la Ansiedad, controlarlo y prevenirlo es posible, principalmente con una buena alimentación, actividades físicas y Remedios Caseros Para La Ansiedad , es importante en algunos casos complementar los tratamientos de fármacos y químicos con medicinas naturales y actividades diarias.Remedios caseros para la ansiedad

Aunque los Remedios Caseros para la Ansiedad pueden ayudar a prevenir y controlar la misma, es nuestro cerebro el elemento principal para evitar los cuadros críticos de ansiedad,  Tú tienes el control de tu mente,  controla tu mente y será más fácil controlar tu cuerpo. Es por esto que primordialmente debemos tratar de auto-controlarnos, de llevar un ritmo de vida poco agitado y saludable, además de poner mucho cuidado en nuestro autoestima.

Los principales Remedios Caseros para la Ansiedad son

Tomar una tasa de infusión de flor de manzanilla endulzada con miel de abejas, cuando se sienta ansiedad, tanto la flor de manzanilla como la miel de abejas son tranquilizantes naturales.

Realizar cualquier actividad física, que active tu metabolismo, así tu mente se distrae evitando cabida a pensar o sentirse con cualquier tipo de ansiedad, si es al aire libre mejor aún.

Toma agua, nada mejor para la ansiedad que sentirte hidratado, y saciar la sed, al estar deshidratados el cuerpo disminuye las reservas de energía, y esta puede ser una de las causas de este trastorno, toma cuánta agua y frutas ricas en líquidos sea posible durante el día, y entre comidas.

Si tienes hambre antes de los platos fuertes como el almuerzo o inclusive la cena, pues aliméntate, con frutos secos ricos en proteína, tales como nueces, maní, pasas secas, estos por su alto contenido de energía harán que tu organismo trabaje un poco más y sentirás la tranquilidad estomacal, para aquellos que padecen de ansiedad abdominal, importante es evitar el consumo de enlatados.

Practicar la meditación y relajación, durante unos 30 minutos diariamente, solo debes llevar ropa cómoda, sentarse en el piso, cerrar los ojos ,tomar respiraciones profundas, inhalar y exhalar, hacerlo por pocos segundos y luego abrir los ojos, repite este ejercicios dos veces por día, y así poco a poco sentirás como tus músculos estarán más relajados, y justamente la ansiedad y el estrés podrán ser mejor controlados.

Un baño caliente , sería lo más efectivo si la ansiedad ha costado controlarla, durante el baño puedes colocar aromas cálidos y suaves, así tus sentidos se relajaran de una manera pacífica, mandando información tranquilizante a tu sistema nervioso, el cual podrías estar acelerado por el estrés del día a día, adicionalmente colocar una música suave, relajar y tranquilizar tu organismo. Puedes aplicar romero, avena o té verde en tu cuerpo, estos tienen propiedades neutralizadoras que con la ayuda del agua caliente ofrece un efecto más relajante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *